ACTUALIDAD COMUNICACIONES

El ejemplar equino que movió las fibras de los marinillos, luego de que se conocieran imágenes del maltrato al que estaba siendo sometida, ahora busca un hogar en el que esté libre de maltrato.

Así lo informó la Secretaría de Agricultura y Ambiente, entidad que decomisó al animal como consecuencia de las denuncias, en las que se ve como el animal se desploma al no soportar la carga que tenía.

En una revisión inicial, se encontró que la yegua tenía bajo peso, laceraciones causadas por los aperos y, está en proceso de gestación de aproximadamente tres meses.

“Ya estando confirmado el maltrato por parte del propietario y siendo reiterativo en estas conductas, la Inspección de Policía después de la audiencia, procede al decomiso definitivo de este semoviente aplicando la ley 1774 por maltrato animal”, señala la administración de Marinilla por medio de un comunicado.