ACTUALIDAD COMUNICACIONES

“Queremos reactivar la economía pero prima la salud de los rionegreros”, así anunció el alcalde Rodrigo Hernández, la cancelación de la prueba de Restaurante a Cielo Abierto que permitió durante el fin de semana pasado que en una zona de este municipio se ubicaran mesas en espacio público para atender a  comensales.

El piloto hace parte de la estrategia de reactivación económica y buscó aumentar el aforo en restaurantes y locales de comida, pero, según la administración, en algunos de esos lugares no se cumplió con los protocolos de bioseguridad. Justamente, el  mandatario de los Rionegreros recorrió las calles en donde se desarrolló la actividad recordando las medidas de distanciamiento necesarias para garantizar la salud de quienes allí estaban.

Ante ese primer balance, se anunció que el próximo fin de semana no se habilitará la vía pública y estos establecimientos de comercio solo podrán atender con el 30% de su aforo.