ACTUALIDAD COMUNICACIONES

José Aldemar Orozco vive solo en su finca, en la vereda El Popal de Sonsón. Hace 10 años dedica su vida a proteger 614 hectáreas de bosque nativo el cual posee uno de los páramos más importantes para la región y el país, gracias a su aparte en la regulación hídrica y su papel en la lucha contra el cambio climático desde el proyecto REDD + Santa Ana de Tosh y Masbosques.

Hace unos días, Don Aldemar, recibió en su finca a un grupo de más de 10 profesionales de las empresas Tosh, Fotones y Masbosques, quienes, a través de una importante alianza, decidieron cambiar la vida de este morador de páramos, con la instalación de unos paneles solares.

Esto mejorará su calidad de vida y promoverá el uso de energías renovables y sostenibles en estos ecosistemas para su conservación.

 

Por: Comunicaciones Masbosques