ACTUALIDAD COMUNICACIONES

Tres excavadoras, un motor y otros elementos usados para la explotación ilícita de minería fueron destruidos en la vereda San Miguelito de Sonsón, en donde más de 2 kilómetros de terreno estaban siendo destruidos por grupos ilegales.

Según cuentas de las tropas de la Séptima División del Ejército Nacional, esta explotación generaba aproximadamente 240 millones de pesos mensuales de ingresos los cuales iban a parar a las arcas de Los Chatas, una organización que opera en la zona.

Las personas que estaban utilizando la maquinaria, que fue destruida de manera controlada, estaba afectando el río La Miel, en el cual se depositaban desechos de la minería sin ningún control.