ACTUALIDAD COMUNICACIONES

Según el Índice de Riesgo de Calidad del Agua, IRCA, los habitantes de la zona urbana de La Ceja consumen, en una escala de 0 a 100, un servicio de agua con un riesgo del 0,2%. Esto quiere decir que se suministra “agua sin riesgo” (entre el 0 y 5%).

Aunque la calidad del líquido es muy alta en la zona urbana, la mayoría de los habitantes de la zona rural de La Ceja acceden al servicio a través de los 20 acueductos veredales que existen. De ellos, 8 tienen planta de tratamiento, pero los otros 12 solo tienen infraestructura para su distribución, más no para descontaminar adecuadamente.

Por eso, Empresas Públicas de La Ceja adelanta un acompañamiento a los acueductos veredales con el objetivo de hacer un diagnóstico sobre la infraestructura que tienen y las necesidades principales para suministrar agua de mejor calidad.

“Algunos acueductos veredales tienen bocatomas, desarenadores, redes de distribución, etc, pero el líquido no es 100% potable. Por eso queremos tener un diagnóstico de esos equipos y saber qué necesitan”, informó EEPP.

Hay que aclarar que la vigilancia y control de los acueductos veredales no está a cargo de EEPP, pero la empresa lidera una intervención para mejorar la calidad del líquido suministrado. En este proyecto participan las secretarías de Infraestructura; Protección Social y Salud; y de Desarrollo Comunitario.